¿QUÉ ES EL JUEGO PATOLÓGICO?:

La adicción al juego de azar, ludopatía o juego patológico, tiene una larga historia a pesar de no haber sido reconocida oficialmente como transtorno psicológico hasta el año 1980, cuando la Sociedad Americana de Psiquiatría lo recoge en el "Manual diagnóstico y estadístico de los transtornos mentales" (DSM-III).

 

En el DSM-IV se define el juego patológico como un comportamiento de juego desadaptativo, persistente y recurrente que consiste en el fracaso crónico y pogresivo para resistir el impulso de jugar y en la aparición de una conducta de juego que compromete, rompe, o lesiona los objetivos personales, familiares o vocacionales.

 

El proceso de la dependencia al juego sigue las mismas etapas evolutivas que el resto de las dependencias. El inicio suele darse en la adolescencia y con pequeñas apuestas, aunque puede iniciarse a cualquier edad. Desde que la persona se inicia en el juego con las primeras apuestas hasta la pérdida de control, pasa un intervalo de tiempo que puede oscilar entre uno y diez años.

 

En esta patologia podemos encontrar las mismas características que en otras adicciones ya sea a sustancias como a conductas: dependencia psicológica, tolerancia, incapacidad de mantener la abstinencia, síndrome de abstinencia, preocupación continua por el juego, pérdida de control, deterioro de otras áreas a consecuencia de la conducta de juego (familiar, social, laboral, pareja...)